La cámara de fotos mejor: como elegirla

Sabes por qué elegir y comprar una cámara de fotos digital es cada vez más difícil?

Es uno de los efectos de la llamada “paradoja de la elección”: un mecanismo psicológico para el cual, cuando las opciones se vuelven demasiadas,

  • Nos “bloqueamos”, sin elegir nunca.
  • O tal vez actuamos, pero luego tenemos mil dudas y segundos pensamientos.

Ahora, si tienes que elegir tu primera cámara de fotos, en realidad estás frente a decenas, sino a cientos de opciones diferentes, tanto desde el punto de vista del precio como desde el punto de vista de la tecnología.

Para esto, y es el primer concepto que tienes que aprender ahora que comienzas tu viaje en el mundo de la fotografía, no hay “la mejor cámara”.

Siempre dependerá del uso que necesitas hacer y tu presupuesto.

Tomando en cuenta estos dos parámetros subjetivos debes medir los cientos de cámaras que están presentes en el mercado.

Para hacerlo, tómate 10 minutos para leer esta pequeña guía, y te prometo que al final habrás entendido claramente:

  • Las diferencias entre los distintos tipos de cámara de foto digital
  • Las fortalezas y debilidades de cada tipo
  • El uso que puedes hacer de ellas
  • Los factores que afectan su precio
  • Las mejores marcas

Luego podrás ingresar a una tienda de fotografía y escuchar los consejos del empleado sin ser influenciado.

O incluso ir en Amazon y comprar, sin dudas y segundos pensamientos, no la “utópica” mejor cámara.

Sino la mejor cámara para ti.

5 + 1 tipos de cámara de foto digital

La vitrina de una tienda de cámaras puede ser definitivamente confusa, dada la cantidad de ofertas que presenta.

Pero no te dejes impresionar: los tipos de cámara digital que se encuentran al final son solo 6.

5 de ellos son declinaciones muy diferentes del mismo concepto básico, y son las cámaras

  • Instantáneas
  • Compactas
  • Bridge
  • Mirrorless
  • Réflex

Uno es un híbrido relativamente reciente, es decir, la cámara digital de tu teléfono móvil. Lo cual, en muchos casos, no solo es más que suficiente, sino también la mejor opción posible.

Estos 6 tipos son diferentes para la portabilidad, el precio, el tamaño del sensor, la calidad de las imágenes generadas, los objetivos que se pueden montar, la solidez, la creatividad que puedes generar…

Y en este último punto, la creatividad que puedes realizar, vale la pena gastar algunas palabras inmediatamente, porque es muy importante para guiar tu elección.

Cámara de foto y creatividad

Cuando tomas una foto, el resultado puede ser horrible o artístico, pero es de todos modos parte de un proceso creativo.

Este proceso depende en gran medida de ti, es decir, del mítico “ojo del fotógrafo”. Pero también implica, y mucho, las posibilidades técnicas de la cámara que utilizas.

Con algunas no puedes hacer nada más que elegir el encuadre.

Con otras puedes actuar de una forma directa o indirecta sobre todas las variables (apertura del diafragma, velocidad de obturación, profundidad de campo, rango cromático, ISO, etc.), personalizando la imagen de acuerdo con tu gusto y las emociones / ideas que deseas comunicar.

Ahora, este segundo aspecto es muy hermoso, pero:

  • A muchas personas no les importa, solo quieren tomar una foto para detener un buen recuerdo. No hay nada de malo en querer tomar fotos de su propio hijo mientras juega con el gato, pero es inútil gastar mil euros para hacerlo
  • Muchas otras personas están interesadas, pero no tienen tiempo para aprender las técnicas para hacerlo. Entonces, ¿por qué comprar una cámara que inevitablemente se convertirá en un adorno?
  • Por último, algunas personas están interesadas y tienen el tiempo y la ganas de aprender. Estas, de forma progresiva, pueden ir a comprar cámaras de foto y lentes cada vez más costosas y complejas.

Por esta razón, ya que ciertamente perteneces a una de estas tres categorías, te presentaré los diferentes tipos de cámara en orden creciente de posibilidades creativas.

Cámara de fotos del teléfono móvil: tal vez es suficiente

Las fotos de un teléfono móvil son de mala calidad, pero al mismo tiempo son tan prácticas que, paradójicamente, han contribuido al resurgimiento mundial de la pasión por la fotografía y, por lo tanto, ¡a la venta de cámaras!

Por supuesto, la óptica y el sensor son lo que son, por lo que, una vez ampliadas, las imágenes son un poco escasas.

Y aparte de la aplicación de algunos filtros y “modos de escena” (donde das las instrucciones y el teléfono las ejecuta) no hay mucho que puedas hacer.

No obstante:

  • La mayoría de las fotos ni se amplían ni se imprimen
  • Los filtros y modos de escena son más que suficientes para divertirse un poco

¡El Huawey P9 incluso monta una óptica Leica! No es que sirva mucho, en un teléfono celular, pero fue un gran golpe de marketing para promover un teléfono celular que creo que es genial (y que compré). Si los chinos comienzan a trabajar con calidad, cambiarán el mundo de la fotografía digital.

Entonces, antes de gastar unos cientos de euros para comprar una cámara digital, preguntate si la cámara de tu teléfono móvil es ya suficiente.

De hecho:

  • Siempre la llevas contigo
  • Es súper fácil de manejar
  • No te cuesta nada porque ya está incorporada
  • Se usa para la mayoría de las fotos que ves en Instagram o Facebook
  • Puedes compartir de inmediato sin tener que transferir imágenes de la cámara de fotos al movíl …

Después de todo, no es poca cosa, ¿no?

¡Muchos de los mayores influencers de instagram nunca han fotografiado con algo diferente!

Cámara de fotos compacta: toma y dispara

Las compactas son cámaras que están fácilmente en el bolsillo, y sus principales ventajas son:

  • Portabilidad
  • Facilidad de uso
  • Bajo costo (precisamente para la competencia con la cámara del teléfono móvil)

Siempre montan lentes NO intercambiables, con pequeños zoom que aumentan la versatilidad de uso.

En general, hacen todo ellas mismas: calculan la exposición óptima, aumentan / disminuyen el flash, el enfoque, etc.

Y por esta razón, alguien las llama cámaras de fotos “toma y dispara”.

Te permiten tomar fotos que casi siempre son correctas, pero es evidente que no tendrás mucha libertad creativa. Si no, sin embargo, en la elección del encuadre (que de toda forma no es poco).

La calidad de imagen parece muy buena en el pequeño tamaño de la pantalla LCD (siempre presente en las compactas), pero disminuye claramente cuando agrandas la foto.

No es un problema de cantidad de píxeles (¡porque en realidad a menudo tienen mucho, demasiados!), sino de las dimensiones del sensor. Debido a que cuanto más pequeño es el sensor, peor es la imagen que aparece a medida que la agrandas.

Y las cámaras compactas sólo pueden montar sensores relativamente pequeños.

Entonces, cuando compras una cámara de fotos compacta, en lugar de sentirte atraído por la sirena de “¡esta tiene 28 megapíxeles!”, mire cómo cambia la calidad de la imagen haciendo un zoom en la pantalla LCD.

La Nikon coolpix A10 es el prototipo de la cámara compacta realmente “basic”. Cuesta alrededor de 2 mil pesos, pero en realidad tiene un rendimiento que hace 10 años te habría costado al menos 10 mil… ¡El poder del progreso!

 Cuándo comprar una cámara de fotos compacta

El tamaño y el precio reducido hacen que estas cámaras digitales sean las compañeras de viaje ideales y, en mi opinión, es la opción preferible para aquellos que quieren hacer fotos especialmente de recuerdos.

Desde el punto de vista de la calidad de imagen, no es que sean mucho mejores que el teléfono.

Sin embargo, puede valer la pena comprarlas porque, en comparación con el teléfono móvil, generalmente tienen una batería más larga, tarjetas de memoria extraíbles (ahora incluso algunos teléfonos las tienen), más robustez, tamaño más pequeño, precio más bajo.

También hay versiones de “todoterreno” con las que puedes hacer un poco de todo (por ejemplo, cámaras subacuáticas), incluso darlas a los niños sin mucha preocupación de que las rompan. ¡Lo que ciertamente no se aplica a un Iphone 8 o un Samsung 9!

Cámara de fotos instantáneas: para jugar con la creatividad 

Las cámaras instantáneas son las únicas con las que puedes, unos segundos después de haber tomado, hacer que la fotografía se imprima en tus manos.

En general:

  • Son un poco engorrosas (para albergar la mini impresora y las tintas dentro de ellas)
  • Realizan fotos muy atractivas, gracias a su área vintage indiscutible
  • Tienen un funcionamiento muy limitado, con muy pocas opciones que se pueden configurar
  • No tienen lentes intercambiables, ni pantalla LCD para pre-visualizar tus tomas, ni funciones de video
  • Son baratas (¡pero por otro lado, la película en la que imprimes es cara!)

Cuándo comprar una cámara de fotos instantánea

Se trata, al final, de grandes juguetes que no son muy prácticos, pero son divertidos. Y con este espíritu deben ser comprados.

Recordando, sin embargo, que una recarga de 20 fotos cuesta 15 euros, así que la cámaras instantánea se convierte en un juguete caro.

La cámara instantánea también te dejará un cierto espacio para la creatividad: pero no en la toma en sí (como hemos visto, tienen muy pocos controles), sino en el uso de fotos impresas que resultan de ella.

Yasumasu Yonehara (llamada Yone-Chan) se convirtió en una fotógrafa famosa y en un ícono de la cultura pop gracias a sus instantáneas. Arriba, algunas de sus fotos tomadas del sitio fujifilm

La reina (para las ventas) entre las cámaras instantáneas son las Fujifilm Instax Mini 8 y Mini 9, pero hay varias otras opciones muy buenas, como Polaroid y Lomo.

Cámara Bridge: fotos espectaculares pero sin pretensiones “técnicas”

Se trata de cámaras que, en las intenciones de quienes las comercializan, son el enlace de conexión entre las cámaras compactas y las réflex.

Entonces son:

  • Definitivamente más grandes, eficientes y costosas que las compactas
  • Con muchas opciones de control directas (como apertura del diafragma y velocidad de obturación), como las mirrorless y las réflex
  • Sin lentes intercambiables, pero con un zoom realmente muy poderoso (generalmente desde gran angular hasta teleobjetivo de alta potencia)

Se trata de cámaras de fotos digitales muy exitosas, porque no te obligan a llevar una parafernalia súper costosa y pesada, pero te permiten hacer cualquier tipo de foto.

Con una bridge, puedes hacer el bokeh, el panning, el lightpainting y, en general, cualquier efecto fotográfico que dependa de una combinación de apertura y tiempo elegido por ti.

Así como, puedes poner el zoom:

  • Al mínimo, fotografiando un paisaje con un gran ángulo de campo
  • O al máximo, fotografiando con excelentes resultados la superficie lunar o incluso una estrella distante
  • O en una de las posiciones intermedias infinitas, cambiando el sujeto enmarcado sin tener que moverlo demasiado

En resumen, estas cámaras son muy dúctiles y prácticas, y pueden tomar fotos “espectaculares”. En el sentido de fotos que, con una compacta, son muy difíciles de hacer.

Mi cámara bridge favorita: una nikon coolpix P900. Es un verdadero “cañón”, con un zoom óptico que alcanza una distancia focal de 2000 mm, ¡ampliable a 4000! Y cuesta menos de 600 euros.

Cuándo comprar una cámara de fotos bridge

Si te encanta tomar fotos difíciles y aventureras, pero no puedes gastar mucho dinero, entonces una bridge puede ser realmente ideal para ti.

Si, por ejemplo, te gusta hacer turismo wildlife, gracias a la velocidad y al enorme zoom de una bridge, ¡puedes “capturar” el movimiento de cualquier animal como si estuvieras a dos pasos de distancia!

Y lo mismo se aplica a las fotos de tus hijos cuando esquían o juegan al fútbol: con una bridge será fácil hacer bellas imágenes.

Las cuales, sin embargo, al mismo tiempo, tendrán un único gran defecto: ¡la baja calidad!

Porque una lente que va desde una distancia focal de 18 mm a una distancia focal de 600+, o cuesta miles de euros o es inevitablemente un poco escasa.

Además, también las dimensiones del sensor (normalmente más pequeño que un APS-C) tampoco ayudan.

Pero, ¿por qué digo imágenes bellas pero de baja calidad?

Te lo voy a explicar.

Por ejemplo, un halcón perfectamente fotografiado y “cristalizado” en el movimiento de atrapar una presa, es una bella imagen.

Al mismo tiempo, sin embargo, pueden faltar detalles, el rango cromático puede ser bajo, y puede haber mucho ruido digital, o incluso defectos ópticos evidentes.

Aquí, esto es típico de las fotografías tomadas con una cámara bridge: son excelentes porque puedes capturar cosas que son impensables, pero la calidad de la imagen es lo que es.

Por lo tanto, si deseas imprimir tus fotos en formato grande o por alguna razón buscas una imagen de alta calidad, una bridge NO es la mejor cámara para ti.

Si, en cambio, esto no es un problema para ti, seguramente con la bridge apreciarás la posibilidad de tomar prácticamente cualquier fotografía con un solo cuerpo de cámara y una sola lente.

Gastando menos de 15 mil pesos donde, para tener el mismo rendimiento de zoom y obturador con un sistema réflex o mirrorless, gastaría al menos tres veces. Y deberías caminar con una mochila de 10 kg cargada de lentes.

Entre las cámaras de fotos bridge destacan la cámara Nikon Coolpix P900, la serie Powershot de Canon y la serie Panasonic Lumix.

Cámara de fotos Mirrorless: creatividad y portabilidad, con algunas limitaciones

Las cámaras que hemos visto hasta ahora tienen muchas ventajas y diferentes usos posibles, pero comparten dos defectos:

  • No tienen lentes intercambiables
  • Tienen una calidad de imagen de segundo o tercer nivel

Las mirrorless superan estos dos problemas, ya que gracias al tamaño de sensor más grande y ópticas intercambiables de buena fabricación, son capaces de proporcionar una excelente calidad de imagen.

Desde el punto de vista de la creatividad y los controles, ahora están sustancialmente al nivel de muchas réflex.

Si agregas a esto que pesan y ocupan mucho menos espacio que una cámara réflex, puedes entender por qué últimamente se han vuelto tan populares, incluso entre aquellos que hacen un uso profesional.

Las mirrorless, por lo tanto, son ideales si te acercas al mundo de la fotografía con el deseo de hacerlo, si no una profesión, al menos una forma de arte.

Esa es una forma de tratar de expresarte e interpretar el mundo que te rodea.

Teniendo en cuenta, sin embargo, un aspecto importante, que nos reconecta con el discurso hecho anteriormente con las cámaras bridge.

Con una mirrorless, la calidad de la imagen será excelente, porque el sensor es más grande y los objetivos tienen una mejor factura que en compactas y bridge.

Pero desde el punto de vista de la “captura” de la imagen, si quieres hacer con un sistema mirrorless lo que puedes hacer con una bridge, debes gastar miles de euros en lugar de unos pocos cientos.

De hecho, tendrás que comprar un cuerpo de alto rendimiento con sensor, procesador y enfoque automático de primer nivel y diferentes ópticas costosas.

En vez, en comparación con las réflex, las mirrorless sin duda tienen la ventaja de ser más pequeñas y ligeras.

Pero también algunas desventajas.

En primer lugar, si bien hay muchas cámaras réflex de calidad, no se puede decir lo mismo de las cámaras mirrorless.

Por ejemplo, Canon y Nikon, que son los líderes en el mercado de las cámaras, en este momento tienen una oferta de mirrorless bastante de bajo nivel.

E incluso Fujifilm, que en este segmento es la mejor marca, tiene solamente 3-4 cámaras mirrorless que realmente valen la pena.

Además, hay otras desventajas:

  • A mucha gente le gusta la cámara de fotos grande, y luego una mirrorless le parecerá incómoda, siempre lista para caer de las manos
  • Tienen un sistema de enfoque automático decididamente peor que las cámaras réflex, y esto es particularmente penalizador para quienes hacen fotos deportivas / de acción
  • Tienen una duración de batería muy baja, precisamente porque son completamente electrónicas
  • Son parte de un ecosistema que aún no está bien desarrollado: es decir, no tienes la misma oferta de lentes y accesorios que existe para el sistema réflex

Sobre todo, este último punto es fundamental: si, por ejemplo, tienes una Réflex Nikon D7500, puedes elegir acompañarla con más de 100 lentes diferentes, entre las producidos por Nikon y las de marcas compatibles como Tamron, Sigma, Tokina, etc.

Si en su lugar tienes una mirrorless Fuji X-T20, tiene muchas menos opciones, entre otras cosas, a menudo tener que recurrir a adaptadores que empeorarán inevitablemente la calidad óptica.

La cámara digital mirrorless fuji X-T20 ofrece un rendimiento excelente y una estética hermosa.

Cuándo comprar una cámara de fotos mirrorless

Comprar una mirrorless significa que con la fotografía realmente quieres ser serio, porque puedes hacer cosas muy agradables, pero inevitablemente te complicarás un poco tu vida.

Entonces, es la cámara para ti si:

  • Quieres experimentar la fotografía de una manera profunda
  • Tiene un presupuesto para comprar nuevas ópticas y cuerpos de cámara a lo largo del tiempo
  • Estás orientado hacia géneros “street” y reportaje, para los cuales el equipo ligero es más adecuado
  • No te preocupa el hecho de tener una selección limitada de accesorios y cuerpos de cámara

Cámara de fotos Réflex

Las cámaras réflex son, desde el punto de vista de la tecnología y la creatividad de uso, las más avanzadas en absoluto.

Dejando a un lado los nichos para los profesionales especializados (como el “formato medio”), hay dos versiones principales: con sensor APS-C (formato pequeño) y con sensor Full Frame.

Este último es el mejor tipo de sensor, porque al ser más grande puede albergar muchos píxeles y grandes dimensiones al mismo tiempo.

Lo que significa que puede combinar alta definición y luminosidad de la imagen. Lo que, para ser claro, no pueden hacer que el teléfono, las compactas, ni siquiera las bridge.

E incluso las Reflex APS-C, de hecho, tienen una mejor calidad de imagen que cualquier cámara bridge.

Desde el punto de vista del uso, se aplica, sin embargo, lo que se ha dicho para las mirrorless.

Es decir, el corazón de estas cámaras de fotos es la capacidad de controlar el disparo de una manera perfecta, y luego interpretar lo que tu ojo ve trabajando no solo en el encuadre, sino también en todos los demás parámetros.

Una cerca de la otra, dos cámaras réflex con sensor APS-C muy diferentes entre ellas. La cámara Canon Eos 1300D, una entry level de 10 mil pesos con un rendimiento decente, y la cámara Nikon D500, una réflex profesional de 50 mil pesos para fotos deportivas, un verdadero “monstruo” de velocidad y precisión.

Cuándo comprar una cámara de fotos réflex

Estas son cámaras que debes elegir si deseas a través de la fotografía expresar a ti mismo y contar tu visión del mundo, sin límites.

Porque tendrás disponible tanto el máximo de la tecnología como el máximo de elección.

A diferencia del sistema mirrorless, que es un poco limitado en elección, aquí puedes comenzar con cámaras entry level de 9-10 mil pesos, incluida la lente, como la Canon eos 1300D o la Nikon D3400, y progresar a lo largo del tiempo:

  • Con cuerpos de cámara cada vez más eficientes, hasta llegar a verdaderos “monstruos” como la Nikon d850, la Canon 5D Mark IV o incluso mejores.
  • Con una colección de objetivos enorme y de calidad excepcional

multiplicando así tus posibilidades de disparo y la calidad de las imágenes que obtienes.

Sin embargo, incluso una cámara réflex no necesariamente te convertirá en un buen fotógrafo.

Qué tan importante es la cámara de fotos

No nos escondamos detrás de un dedo: ¡para hacer un cierto tipo de foto, se necesita un cierto tipo de equipo!

Y si es cierto que una foto tiene que relizar la que fue la idea del fotógrafo, también es cierto que para lograr ciertas ideas, inevitablemente se necesita un equipo de muy alto rendimiento.

Tanto desde el punto de vista del cuerpo de la cámara (sensor, enfoque automático, procesador, velocidad de obturación, buffer, etc etc), como desde el punto de vista de la óptica utilizada (distancia focal, peso, defectos ópticos, velocidad, etc).

Pero mira esta imagen por un momento:

Es el agrandamiento del detalle de una fotografía, y está claro al mirarlo que la foto original es, desde un punto de vista técnico, tremenda.

Y aquí está la foto original de la que fue tomada:

Es una imagen que no proviene de una cámara digital, sino de una cámara analógica construida hace casi 80 años.

Es  “muerte de un miliciano” de Robert Capa, una de las fotografías más famosas e icónicas del ‘900, tomada por el reportero de guerra más famoso de todos los tiempos.…

Con una cámara que no es tan buena como la peor entre las que actualmente están en el mercado.

Con esto, ¿qué quiero decir?

Que cuando hablo de cámaras de fotos a menudo me encuentro frente a dos formas de esnobismo:

  • Aquellos que “el equipo no cuenta para nada, todo está en el arte del fotógrafo”. Mientras que, créeme que a Robert Capa le habría sido muy útil una Réflex Digital moderna, y ¡habría tomado algunas fotos geniales!
  • Aquellos que “mi cámara también debe hacer café y pasear al perro”. Si bien muchas de las tomas más bellas y famosas se han realizado con medios modestos.

Tú, entonces, haz según tus medios económicos y tus aspiraciones, pero por favor, trata de mantenerte alejado de estas dos categorías de malos fotógrafos. Un saludo