Fujifilm Instax SQUARE SQ10: un hibrido digital de alma retro

La Fujifilm Instax SQUARE SQ10, según algunos, la mejor cámara fotográfica instantánea lanzada este año y una de las más interesantes en absoluto en el panorama actual de la fotografía digital.

Extraño? No tanto.

Antes que nada porque en el pleno de la era digital, la instantánea conserva siempre su encanto intemporal. Sobre todo cuando la foto es imprimida en el formato clásico cuadrado, como ocurre con esta Instax SQ10.

Y luego porque, como veremos, la Fujifilm Instax SQ10 es un hibrido dotado de muchas de las funciones típicas de las cámaras digitales compactas.

La Fujifilm Instax Square SQ10, está buscando llevar la fotografía instantánea al futuro pero manteniendo el corazón vintage.
instantanea

Desde hace años, gracias al trabajo de casas como Fuji, Polaroid, Lomo, también los jóvenes están aprendiendo a apreciar el valor de una fotografía instantánea impresa en papel fotográfico.

Una foto instantánea es una reliquia realmente más íntima respecto a una toma compartida con miles de personas en un social network.

Sin embargo, la típica cámara instantánea presenta una serie de limitaciones importantes.

La Fujifilm Instax Square SQ10 nace precisamente para superar estas limitaciones y en el transcurso de esta reseña veremos Si y Cómo lo ha realmente logrado.

(Quieres descubrir otras instantáneas? Revisa nuestro artículo sobre las mejores).

El diseño de la Instax SQUARE SQ10

La Instax SQUARE SQ10 se presenta como una cámara fotográfica de rasgos vintage, pero basta voltearla para estar inmediatamente sorprendidos.

En la parte de atrás está de hecho dotada de un moderno display LCD de 3”.

Para ser una cámara instantánea es muy ligera y compacta, al contrario de otros modelos presentes en el mercado.

Como sabes, las medidas de las cámaras instantáneas están estrechamente ligadas a las del formato de impresión: entre más grandes son las instantáneas, aumentan más las medidas de la cámara.

Y desde este punto de vista el formato cuadrado de la Instax SQ10 ayuda mucho.

Las medidas del cuerpo son de a hecho iguales a 120 x 47 x 127mm, mientras que el peso total es de sólo 450 gramos.

instax sq10

Está hecha completamente en plástico, es por esto que es tan ligera, El único elemento de metal es el dial de encendido situado en la parte frontal de la cámara, que le da un toque de elegancia al diseño de la cámara.

No obstante su forma cuadrada, en la mano la Instax SQ10 es ergonómica, práctica y manejable tanto para diestros como para zurdos.

En la parte frontal están presentes dos botones de disparo perfectamente simétricos uno a cada lado de la cámara.

Se pueden usar ambos para fotografiar o, uno de los dos puede ser usado para cambiar el modo de toma.

El formato de la cámara es de tipo cuadrado, exactamente como el de las instantáneas que produce.

La Instax SQUARE SQ10 está disponible en dos colores, blanca o negra, dos tonos que no pueden ser más sobrios.

Se trata de una elección realmente atípica para Fuji, sobre todo si pensamos a las coloridas Instax Mini 9.

Pero no es una elección casual: quiere subrayar que la Square SQ10 es todo menos que una cámara de juguete!

 

Características técnicas de la Instax SQUARE SQ10

Como anticipé en el titulo de esta reseña, la Instax SQUARE SQ10 es una cámara hibrida digital/instantánea.

Pero qué significa esto?

Quiere decir que combina algunas funciones típicas de las cámaras digitales con otras típicas de las cámaras fotográficas instantáneas. Y esto es muy útil.

Un ejemplo?

Si tienes una cámara como la Mini 9 o la Polaroid PIC-300, cada toma que haces es una impresión. Esto significa más de un euro de gasto (si, los cartuchos para las instantáneas son caros!)

(N.B: veremos más adelante por qué el término «imprimir» es impropio).

Con la Fujifilm SQQ10 puedes en cambio, pre visualizar tu toma en la pantalla LCD y dedidir si imprimirla o no.

La cámara está también dotada de un switch que te permite configurar el modo de impresión en automática o manual: en el primer caso cada toma que haces será impresa, en el segundo serás tú quien escoja cuales imprimir.

Para completar las características técnicas de la Instax SQ10, aquí una lista puntual de las principales:

  • Sensor de imagen: 3.6 megapixel, 1/4″ CMOS con filtro de color primario
  • Pixel efectivos: 1920 x 1920
  • Memoria: interna + tarjeta microSD/micro SDHC
  • Diafragma: F2.4
  • Distancia focal: 28.5 mm fija
  • Autofocus: Af único
  • Rango de enfoque: desde 10 cm hasta infinito
  • Tiempo de pose: de 1/1000 segundos a 1 segundo (auto), max 10 segundos en modo Bulb
  • ISO: desde 100 a 1600 (automático)
  • Control de exposición: AE programada
  • Flash: integrado

La batería es extraíble y se recarga con un cable especial.

Se pueden tomar e imprimir hasta 160 fotografías con una sola recarga, lo que no está nada mal si consideras cuánto gasta la impresora incorporada.

La memoria interna de la cámara salva siempre de manera automática las últimas 50 fotos impresas, en manera tal que puedes reimprimir a continuación las que te han particularmente gustado.

A la memoria interna le puedes combinar una tarjeta microSD/ micro SDHC.

El conector para el caballete situado en la parte inferior de la cámara se vuelve muy útil cuando se quieren tomar fotos con tiempos más largos o cuando se quiere hacer una selfie con los amigos. El único problema es que la cámara no posee ningún espejo o display en la parte frontal, lo que hace difícil capturar el encuadre correcto.

Pero en el fondo no es un problema.

Gracias al display LCD basta tomar de nuevo para luego elegir la mejor foto para imprimir!

Tomar fotos con la Fujifilm Instax SQUARE SQ10

Para encender la Instax SQUARE SQ10 es suficiente girar ligeramente el dial de metal situado en la parte frontal de la cámara: en el transcurso de una fracción de segundo estará lista para disparar.

En este punto no tendrás que hacer otra cosa que encuadrar la escena y presionar uno de los dos disparadores a los lados del mismo dial y voilá, el juego está hecho.

Verás tu foto en pre visualización en el display y podrás intervenir en la imagen usando el menú situado bajo la pantalla.

Aquí lo que puedes hacer:

  • Aplicar los filtros (tipo instagram) a cada foto para modificar la atmosfera de la toma (hay 10 a disposición)
  • Corregir la exposición de la fotografía
  • Regular el viñeteado para dar un efecto más vintage a tus imágenes (tienes a disposición 10 regulaciones diferentes)

Además de esto, la Instax SQUARE SQ10 te permite escoger entre tres modos de toma:

  • Modo estándar, el clásico
  • Modo doble exposición, a la superposición de dos imágenes con un fader al 50%
  • Modo bulb, en el cual eres tú quien decide el tiempo de toma teniendo presionado el botón especial (máximo 10 segundos)

La impresión instantánea, mejor: el revelado

Aclaremos una cosa: la Instax SQUARE SQ10 no imprime simplemente las imágenes, las revela en tiempo real.

En su interior existe de hecho una pequeña cámara oscura que se ocupa de revelar las fotografías en película, no sólo imprimirlas. Cuando la instantánea sale del orificio situado en la parte superior de la cámara, de hecho es completamente blanca.

Son necesarios algunos segundos antes que la imagen comience a aparecer en la película precisamente como sucedía con las viejas Polaroid.

El formato de revelado es de 86 x 72 mm, incluido el borde blanco que enmarca la imagen (cuyas medidas efectivas son de 62 x 62 mm).

Las instantáneas de la Fujifilm son más pequeñas respecto a las de la Polaroid, un detalle de no descuidar al momento de la compra.

La calidad del revelado es buena, pero no excepcional. Los negros y las sombras resultan muy oscuros, mientras que el blanco tiende a quemarse.

En general, la reproducción de los colores es bastante fiel al original, aunque mucho depende de las condiciones iniciales de toma.

En resumen, cada situación es única, pero esta es la belleza de las cámaras instantáneas, no? Nunca se sabe exactamente cuál será el resultado final, incluso si hay una pantalla LCD.

Pero con la Instax SQUARE SQ10, podrás intervenir en los diversos parámetros de la fotografía para regularlos y obtener un mejor resultado antes del revelado, precisamente como habíamos explicado en párrafos anteriores.

Esta cámara puede ser utilizada también como impresora para fotografías tomadas con otras cámaras, por ejemplo con la del celular. Te bastará guardar las imágenes en la memoria micro SD de la Instax y luego arrancar la impresión.

Cartuchos y recarga de la Instax SQ10

La película Instax Square está disponible en paquetes de 10 al precio de cerca €12.

Sustituir es fácil: basta abrir el compartimiento especial de la cámara y extraer el cartucho viejo para luego inserir el nuevo, alineando los indicadores de color amarillo.

Una vez cerrada, la Instax proveerá a expulsar autónomamente la película de protección del rollo y a este punto estará lista para disparar.

Mi opinión sobre la Fujifil Instax SQ10

La Instax SQUARE SQ10 es una cámara instantánea hibrida maniobrable, bella, ergonómica, y que ofrece un mix variado de funciones.

En particular, una útil pantalla LCD, una memoria expandible, una buena cualidad de fotos.

En resumen, es una cámara divertida, como todas las instantáneas, y al mismo tiempo muy práctica y nada costosa.

Perfecta para regalar a cualquier apasionado de las instantáneas vintage, aunque algunos puristas podrían arrugar la nariz de frente a la contaminación digital que caracteriza a la cámara.

De cualquier manera, es precisamente esta contaminación digital lo que la hace muy práctica y la hace superar diferentes defectos típicos de las instantáneas.

Sin embargo no pienses que tienes a disposición los finos controles de una réflex o una mirrorless!

Estamos más bien de frente a una compacta digital bastante evolucionada y que es capaz de imprimir. No es poco por 170 euros.

Queriendo encontrarle un defecto, puedo mencionar la falta de conectividad wi-fi: sería perfecto poder enviar las imágenes tomadas directamente a tus dispositivos, y tal vez compartirlas en los social networks en tiempo real.

Se trata solamente de un pecado venial, y en general puedo decir que la Fujifilm Instax SQ10 realmente me gusta.